25 sept. 2010
22 sept. 2010
11 sept. 2010
10 ago. 2010
9 ago. 2010


Unos obreros estaban picando piedras frente a un enorme edificio en construcción.
Se acercó un visitante a uno de los obreros y le preguntó: -¿Qué están haciendo ustedes aquí?
El obrero lo miró con dureza y le respondió: -¿Acaso usted está ciego para no ver lo que hacemos? Aquí, picando piedras como esclavos por un sueldo miserable y sin el menor reconocimiento.
Fíjese, allí en aquel cartel están los nombres de los ingenieros y los arquitectos, pero no ponen los nuestros que somos los que trabajamos duro y nos dejamos parte de nuestra vida en la obra.
El visitante se acercó entonces a otro de los obreros y le hizo la misma pregunta.
-Aquí, como usted puede ver, picando piedras para levantar este enorme edificio. La tarea es dura y está mal paga, pero los tiempos son difíciles, no hay mucho trabajo y algo hay que hacer para llevar la comida a la familia.
El hombre se acercó a un tercer obrero y una vez más le preguntó lo que estaba haciendo. El hombre le contestó con gran entusiasmo: -Estamos levantando un Hospital, el más grande del país. Las generaciones futuras lo admirarán y escucharán el entrar y salir constante de las ambulancias, anunciando el auxilio que siempre estarán dispuestos a ofrecer a la comunidad. Yo no lo veré terminado, pero quiero ser parte de esta extraordinaria obra.
El mismo trabajo, el mismo sueldo, la misma falta de reconocimiento; una misma realidad, pero tres maneras distintas de vivirla: como esclavitud; como resignación; como pasión, aventura y desafío.
Piensa que el mundo es imperfecto y lo seguirá siendo. Quizás los hombres no te reconozcan, no te valoren y no te paguen lo que mereces, pero es decisión tuya vivir como un resentido.
He conocido muchas personas que piensan y se sienten como el primer obrero, sin darse cuenta de que a su alrededor hay muchos que están sufriendo porque no consiguen trabajo y no tienen medios para atender a su familia.
Un trabajo siempre y especialmente en estos tiempos, es una bendición de Dios.
“Solo depende de ti, despreciar o disfrutar de esa bendición”
23 jul. 2010
25 jun. 2010
1 jun. 2010
5 may. 2010




Si abres una puerta, puedes o no entrar a una sala.
Puedes o no, entrar y quedarte observando la vida .
Pero si vences la duda, el miedo, y entras, das un gran paso:
En esta sala se vive.
También hay un precio… son innumerables puertas las que descubres.
El gran secreto es saber cuándo y cuál puerta debemos abrir.
La vida no es rigurosa, ella propicia errores y aciertos.
Los errores pueden ser transformados en aciertos cuando con ellos se aprende.
No hay seguridad en el error eterno.
La vida es generosa. En cada sala que uno entra, descubre tantas otras puertas.
La vida enriquece y ennoblece a la persona que se arriesga a abrir nuevas puertas, a mirar nuevos horizontes.
La vida privilegia a quien descubre sus secretos.
Pero la vida también puede ser dura y severa.
Si no traspasas la puerta, tendrás siempre la misma puerta delante.
Es la repetición ante la creación, es la monotonía monocromática ante
la multiplicidad de los colores, el estancamiento de la vida …
Para la vida, las puertas no son obstáculos sino , diferentes pasajes.
Es importante el poder atreverse a pasar por la puerta de lo desconocido, no
sabremos que nos traerá, pero seguro será bueno y mejor…
15 mar. 2010


No sabemos cómo protegernos de otros. Los otros no sólo están ahí; están extendiendo su ser continuamente en varias vibraciones sutiles. Si una persona tensa pasa junto a ti, simple­mente está lanzando flechas de tensión a su alrededor, no dirigidas particularmente hacia ti; simplemente las está lanzando. Es inconsciente; no se lo está haciendo a nadie a propósito. Tiene que deshacerse de su tensión porque está demasiado cargada. Enloquecerá si no lo hace. No es que haya decidido lanzarlas; es algo que se desborda. Es demasiado y no puede contenerlo, así que se desborda.Si haces meditación, la meditación te vuelve muy receptivo. Entonces cuando estás solo, está bien. Cuando estás rodeado por gente meditativa, aún mejor.Cuando estás en el mundo, en el mercado, y la gente no es meditativa sino que está muy tensa y ansiosa y tienen mil cosas en la mente, empiezas a absorberlas. Alguien pasa junto a ti y te está lanzando algo. Si eres recep­tivo y no tienes un aura protectora recibes lo que el otro lanza. Todas las noches, antes de acostarte, siéntate en la cama e imagina un aura alrededor de tu cuerpo, a quince centímetros de él y con la misma forma, rodeándote y protegiéndote. Se convertirá en un escudo. Hazlo durante cuatro o cinco minu­tos y después, aún sintiéndola, duérmete. Duérmete imaginando al aura como una cobija a tu alrededor que te protege de manera que no puedan entrar tensión, pensa­mientos o vibraciones del exterior. Simplemente sintiendo esa aura, quédate dormido. Esto es lo último que debe hacerse por la noche. Después de eso simplemente duérmete, de manera que la sensación continúe en tu inconsciente. Ese es el punto. El mecanismo es que empieces a imaginar conscientemente y te quedes dor­mido. Poco a poco, cuando estés en el umbral del sueño, un poco de imaginación se mantendrá. Aunque te quedes dormido, un poco de imaginación entrará al inconsciente. Se convertirá en una fuerza y energía tremendas.Después de la meditación. Tienes que crear un aura pro­tectora. A veces sucede automáticamente, a veces no. Si no es automático en ti, tienes que trabajar en eso. Llegará en unos tres meses. En cualquier momento, entre tres semanas y tres meses, empezarás a sentirte muy poderoso. Así que durante la noche quédate dormido pensando de esa manera.En la mañana, el aura de protección debe ser el primer pensamiento. En cuanto percibas que el sueño se ha ido, no abras los ojos. Sólo siente tu aura alrededor del cuerpo protegiéndote. Hazlo otra vez entre cuatro y cinco minutos y después levántate. Cuando te bañes y desayunes, sigue recordándola Durante el día, siempre que tengas tiempo, (sentado en un auto, un camión o en la oficina si no tienes nada que hacer), relájate y por un momento siéntela otra vez.Entre tres semanas y tres meses empezarás a sentirla como algo casi sólido.Te rodeará y serás capaz de sentir que puedes atravesar una multitud y no ser afectado, ni tocado. Te hará tremendamente feliz porque ahora tus problemas serán sólo tuyos, de nadie más.
*** Osho ***
Una sugerencia a los que están sin laburo, rascandose, y andan mirando.... Y molestan al correo personal enviando textos....¿quién los autorizó? La próxima vez,
se las verán con un abogado!!!!!!!! Ya lo borré están conformes?????
Por qué no revisan youtube, para ver si están los videos o no? Si allí pululan, y no hay advertencias. Por qué me molestan a mi?
Vayan a trabajar, soy una persona ocupada, Trabajo 8 horas diarias, tengo familia e hijas. Ademas dedico mi tiempo a esto porque me gusta.
Háganme el favor y no molesten mas. Me costó trabajo armar esto con ayuda de las profesoras a las que quiero como amigas.
Si no tienen nada que hacer no molesten a los que sí somos útiles en esta sociedad, pagamos impuestos, aportamos al sistema.
Y sepan y aténganse a las consecuencias... Hay justicia para los hombres, y una justicia Divina.
Dios ve todo, y aplica y mano férrea....e implacable. No lo olviden
Todo lo que uno hace mal vuelve triplicado!!!!!!!!!!!
Hay de ustedes !!!!!
Jesús en tu Miericordia y Justicia confío!!!!!!!!
Marta Noemí
12 feb. 2010
11 feb. 2010


Muchas Gracias queridas Profesoras Venus Y Luna!!!
Por sus enseñanzas, paciencia y cariño.

Gracias a todas...
Lista Sueños

contador de Visitas

Yupiiiiiiiiii!!!

Yupiiiiiiiiii!!!
Gracias Venus y luna

Travesura gatuna

Travesura gatuna
Toty en acción jijiji

Hablame!!






Acerca de mi!

Mi foto
Marta Noemí
Tengo dos niñas preciosas Nadya y Katya a las que amo.
Ver todo mi perfil

Una parte de mi

Bienvenidos a mis senderos, están en construcción, como pueden ver, pero entre todos, iremos llegando a nuestros Sueños...despacito pero seguro, guiados por las profesoras e Iluminados por Dios...quién nos detiene!!!!!
Besitos y cariñitos chaqueños

Llevate mi banner


Seguidores

Etiquetas